LA RESPIRACIÓN EN EL ENTRENAMIENTO DE LA FUERZA

Respirar es un acto que realizamos de forma involuntaria en todo momento, pero

 ¿Qué pasa cuando realizamos un esfuerzo mayor al habitual en un momento determinado?  

Este es el caso que nos ocupa, pues nos referimos a la respiración durante el entrenamiento.

Son muchos los momentos en los que me he parado a pensar cómo sería la forma más idónea de la respiración cuando trabajamos con máquinas de entrenamiento excéntrico, pero eso será un tema que abordaremos en otro post.
Nos vamos a centrar pues en la respiración para un entrenamiento habitual donde el movimiento consta de un momento concéntrico(movimiento explosivo y de mayor fuerza) y uno excéntrico (movimiento de vuelta y más controlado). 
Son muchas las personas que en el gimnasio me piden una rutina y al verles realizar el ejercicio me encuentro con un desorden respiratorio completo. Es ahí donde quiero hacer hincapié de cómo debemos respirar.

Aquí van unos consejos que pueden ayudarte en la respiración de tu rutina diaria de entrenamiento:

    1- Pensar en la respiración para el ejercicio antes de comenzar. 

      Esto significa –sobre todo si somos principiantes- que debemos pensar en cómo va a ser el movimiento que vamos a realizar para conocer cuál es el movimiento concéntrico y excéntrico.

     2-      Coger aire antes de empezar el movimiento. 

      Antes de realizar el movimiento cogeremos aire lentamente,para ya comenzar el ejercicio realizando la expulsión de aire. Por ejemplo en una elevación de hombros , inhalaremos antes de comenzar y justo durante la subida de los brazos iremos expulsando el aire al mismo ritmo que realizamos el movimiento. En la siguiente bajada, volveremos a inhalar para prepararnos para la siguiente exhalación en el momento explosivo.

3-      Mejora de la resistencia. 

      Una correcta respiración te lleva también a un aumento de oxígeno en sangre, por lo que cuando los músculos debido al trabajo nos piden oxígeno, si realizamos una respiración ordenada, estaremos proveyendo del mismo a los músculos, retrasando así la fatiga muscular y pudiendo alcanzar resultados más satisfactorios. (Haced la prueba realizando abdominales, os daréis cuenta que si respiráis de forma adecuada podréis realizar más repeticiones de las que imaginabais).
Un aspecto más que no podemos dejar de lado y que se ve a diario en los entrenamientos de la gente en general es el aguante de la respiración. Cuando hacemos un sobre esfuerzo, en muchas ocasiones tendemos a mantener el aire, lo cual no es preocupante siempre y cuando dicho aguante no supere los 2 segundos aproximadamente (véase maniobra de Valsalva), pues superarlo supone un aumento de la presión arterial que en casos extremos puede llevar a desvanecimientos.

A partir de ahora, no hay excusas para decir que no podemos entrenar con calidad. Haced la prueba y comprobareis cómo aumenta vuestra resistencia e incluso la técnica de ejecución, ya que os dará un orden tanto respiratorio como del propio movimiento.

javier-user

Author javier-user

More posts by javier-user

Leave a Reply